Derecho y política en la crisis de la UAC: elementos para una agenda programática

En la teoría del derecho y en la teoría politica, existe un intenso debate sobre si las conquistas sociales y los derechos, se ganan mediante el uso de mecanismos institucionales legales únicamente, o si estas se logran por medio de movilizaciones políticas que a través del ejercicio del poder, logren cambiar la correlación de fuerzas. Los consensos sobre el particular tienden a coincidir en que es necesario movilizar tanto el derecho como la política, en una estrategia de combinación de las formas de lucha con exclusión absoluta de la violencia.

En este contexto, los diferente actores afectados por la crisis de la UAC nos hemos formulado el siguiente objetivo:  Regularizar los pagos pendientes a profesores y trabajadores, aportes a seguridad social integral y demás acreencias, como primera medida. Y garantizar la no repetición de las situaciones sufridas, para que la comunidad universitaria de la UAC no vuelva a ser víctima de actuaciones de presunta corrupción corporativa. Parece haber unidad en que se requiere una solución inmediata y al mismo tiempo estructural, a las situaciones ya vividas en esta universidad, no una sino  dos veces si tenemos en cuenta la administración de Silvia Guette.

Surge  la pregunta: ¿Que debemos hacer profesores, estudiantes, trabajadores, padres de familia, para normalizar la situación de la UAC desde la política y el derecho?

Algunas de las opciones de acción jurídica parecen claras, y ya se han venido impetrando. El Sindicato de la UAC fue uno de los primeros, si no el primero, en interponer algunas acciones legales, algunas de las cuales han empezado a dar resultado. En la actualidad se vienen ejerciendo diferentes acciones, entre otras: Derechos de petición, tutelas, demandas laborales, quejas administrativas ante el MinTrabajo, el MEN, y el MinSalud, ademas de denuncias penales ante la Fiscalia, reportes a la DIAN entre otras. Algunos hablan de constituirse en parte civil en procesos penales, otros, de implementar las medidas de salvamento de la ley 1740 de 2017. Otros se afiliaron al Sindicato de la UAC también como un ejercicio de protección jurídica contra posibles retaliaciones por las protestas laborales realizadas desde hace varias semanas.  Otras de las opciones jurídicas no son tan claras, por ejemplo las relacionadas con una de las principales metas del movimiento social por la salvación de la UAC alrededor de lograr un cambio en la estructura de gobierno de la Universidad,  para lo cual se ha venido ventilando la opción del claustro universitario, siguiendo el ejemplo de la UniLibre. Sin embargo, no existe claridad de la forma jurídica para transformar la actual estructura de gobierno de la UAC centralizada en una sala general todopoderosa, y un Consejo Directivo apéndice del anterior, en un nuevo órgano de gobierno y unas nuevas personas , que incluya profesores, estudiantes, administrativos, egresados. Las dudas persisten porque no hay precedentes de cómo se puede lograr esa transición, dado que las facultades para la estructura de gobierno residen en la Sala General, de acuerdo con los estatutos vigentes en la actualidad.  Necesitamos hacer un balance de las acciones jurídicas impetradas hasta la fecha. Este es un debate jurídico que no ha sido abordado con la sistematicidad necesaria, mostrando un activismo en el que personas o grupos de personas, hacemos uso de los instrumentos legales a nuestro alcance.  Es imperativo conformar una mesa de análisis jurídico con abogados de la UAC, con funcionarios públicos, con asesores jurídicos externos, y con la comunidad universitaria en general, para explorar salidas, principalmente a la necesaria transición de la estructura de gobierno de la UAC hacia una democrática que ofrezca garantías de no repetición de los hechos sufridos. 

De otro lado, están los repertorios de acción politica colectiva.  Desde hace años el Sindicato de la UAC con apoyo de la CUT, ha venido denunciando ante la opinión pública y con el apoyo de medios de comunicación como La W Radio, la presunta corrupción en el manejo de la UAC.  Solo hasta hace unas pocas semanas, se logran unir estudiantes y profesores inicialmente de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas, y progresivamente las demás, quienes perdieron el miedo, para articular un movimiento social integrado en la actualidad por miembros históricos y nuevos del Sindicato, profesores, administrativos, estudiantes y padres de familia, de todas las facultades, con el apoyo de medios de comunicación.  Este movimiento social ha desplegado plantones, acciones de memoria histórica, videos y piezas comunicativas, canciones, marchas, despliegues simbólicos, arengas, consignas, un uso de los medios masivos de comunicación, expedición de comunicados, denuncias publicas que incluyen los actores de la politica nacional y regional que se han retratado con el ex-rector Vargas Lamadrid, y que ahora callan frente a la crisis intentando tal vez, ocultar su papel de protección politica ante la nefasta situación.  En la actualidad, se encuentran en desarrollo una Asamblea Permanente de trabajadores del Sindicato, una ocupación pacifica de las instalaciones de la UAC, persiste la movilización estudiantil pionera del movimiento UACSinMiedo y la Asociación de Estudiantes de la UAC, a la que se han sumado, adicionalmente, renovadas iniciativas estudiantiles como la Mesa Permanente Estudiantil que viene siendo liderada por estudiantes de ciencia politica y derecho, y otras carreras, para crear la asamblea general de los alrededor 10.000 estudiantes de todas las carreras y facultades, como un espacio deliberativo de democracia directa de estos en la toma de decisiones. La iniciativa politica mas importante gravita alrededor de una propuesta de claustro universitario, sobre la que ya se han empezado a dar los primeros análisis colectivos. El conjunto de estas fuerzas  integramos un movimiento al que se han ido sumando mas actores de la comunidad universitaria que reclaman y ejercen espacios de organización y movilización propios, como aporte a los objetivos trazados.  Esta pendiente constituir una gran asamblea del movimiento social, no solo del sindicato, no solo de UACSinMiedo, no solo de la Asociación de Estudiantes de la UAC, no solo de los profesores, estudiantes y administrativos de cada facultad y programa, sino de todos en su conjunto, para como movimiento, definir las acciones políticas a seguir en el objetivo trazado. No es una tarea facil, pero si es indispensable. En esto, las lecciones del movimiento de los indignados del 11-M, del Wall Street Ocuppy, y otros, nos enseñan que en estos momentos es necesario radicalizar la democracia, como unica forma de generar los cambios estructurales requeridos.

PD1. En la coyuntura actual, considero que el movimiento social por la salvación de la UAC puede levantar la ocupación de la universidad, mantenerse en Asamblea Permanente del Sindicato y seguir con el Campamento, al mismo tiempo que abrir las puertas del edificio administrativo para que tanto los funcionarios del MEN como los del área administrativa de la UAC puedan mostrar los resultados que han venido prometiendo, los cuales todos fiscalizaremos en detalle. En el entretanto, podemos irnos organizando mejor, articulando las propuestas y análisis, de modo que se llegue a una Mesa de Concertación con el MEN sobre la transición de la UAC a una nueva etapa. Estamos en una maratón, no en la carrera de los 100 metros planos. Nos toca resistir y prepararnos para el largo plazo, sin generar efectos perversos. Por salvar la UAC no podemos contribuir a terminar de sepultarla.

Volver

4 comentarios en “Derecho y política en la crisis de la UAC: elementos para una agenda programática

  1. Amanda Lucía Restrepo Méndez Responder

    Bueno muy bien. En principio felicitarte, me encanta tu escritura asertiva, elocuente y oportuna. No te conozco y me gustaría saber más de tí, por ejemplo el Programa al que perteneces, aunque intuyo que eres de Derecho (pero escribes como de Ciencias Políticas). Voto por tu propuesta porque además de concretar el sentido de las acciones en defensa de la verdad, Justicia y reestructuración institucional, agencian el restablecimiento del orden mientras seguimos con nuestra misión que es precisamente la construcción de proyectos de vida colectivos. Gracias Jorge por alegrarme la mañana con tu excelente escrito (Y mejor propuesta).
    P.D. Yo digo sí👆👍🌈

    • Jorge Salcedo Autor de la entradaResponder

      Estimada Amanda, primero que todo mil gracias por tomarte el tiempo de leerme y responder de forma tan amable. So profesor PTC de Ciencia Politica, y me encantaría conversar contigo. Te escribo a tu correo para coordinar. El mio es jsalcedos@hotmail.com Abrazos

  2. Anuar Elias SAAD SAAD Responder

    Estimado: la sepultura la seguiremos cavando si no regularizamos clases. Ya hay exodo de estudiantes y de seguir asi no habra a quien dsrle clases. Debemos garantizar lo academico. La U no puede verse como una trinchera de guerra. Lugar de vociferación de odios y de intereses mezquinos que estan buscando beneficios particulares. No politicemos el discurso ni apoyemos posturas extremistas. Bien me lo dijo uno de los asesores del MEN: Si no hah nornalidad hay intervención estatal. Y ahí sí, la política hará su feria. Debemos exigir eso sí que TODOS LOS VARGAS, Jesus Pantoja, Pedro Sierra, Alvaro Cervantes,Ricardo Gonzalez Osio…¡Salgan Ya!. Recordemos que con ma vigilancia y la fiducia no habrá malos manejos. Y ya hay algunos recursos para empezar a pagar. Pero seguiremos vigilantes en pro de la transparencia.

    • Jorge Salcedo Autor de la entradaResponder

      Si regularizamos las clases sin haber avanzando en las reformas estructurales que necesita la UAC para garantizar la no repetición de las situaciones presentadas, estaremos acabando definitivamente la UAC. Sin al menos normalizar pagos y demás, no hay condiciones para reiniciar, en gran parte, por sustracción de materia de profesores que no tienen fisicamente como hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *