¡EL QUÉ HACER EN LA AUTÓNOMA DEL CARIBE…!

Por: Grupo de discusión de los profesores del Departamento de Humanidades, despedidos en noviembre de 2017

Estudiantes, profesores, padres de familia, representantes del sector productivo, egresados…

En este momento histórico ustedes, como motor del cambio y de la caída de la Administración Vargas, es necesario que inmediatamente organicemos el futuro administrativo de nuestra Universidad. Tenemos que ser cuidadosos en la escogencia de los representantes al Consejo Directivo que debe estar conformado por: un representante de los estudiantes, profesores, egresados, padres de familia y sector productivo que asimile a los estudiantes de las diferentes Facultades para sus prácticas profesionales. Esta es una tarea para ayer y evitar así que el Ministerio de Educación Nacional nos imponga unas directivas al servicio de la clase política corrupta.

La Ley 115 de 1994 expone que, el Consejo Directivo debe consolidarse a través de elecciones autónomas de cada estamento educativo, de forma que los estudiantes se organizan para la elección de su representante, al igual que los docentes y representantes de los padres de familia y sector productivo. Cada estamento por separado debe reunirse en asamblea sin que exista presencia de la administración saliente. Una vez tomada posesión el Consejo Directivo, se inscribirá una terna para la escogencia del Rector de la Uniautónoma del Caribe teniendo en cuenta sus hojas de vida y que no respondan a intereses particulares ni políticos, con experiencia en la administración de la Academia. Hay que estar alerta, evitar la infiltración de los enemigos y de algunos que hoy toman posiciones oportunistas ante la valerosa decisión de los estudiantes y profesores y que nunca tomaron una posición seria y consecuente.

Señora Ministra de Educación, se necesitan decisiones consecuentes y no políticas. Que los estamentos universitarios elijan a sus directivas y no el Ministerio que usted regenta porque sería repetir la historia con otro Ramsés y unos miembros directivos más sofisticados.

Señores Fiscalía, Procuraduría, es necesario que impulsen los procesos penales contra las directivas de la Uniautónoma, que se proceda a los embargos de sus bienes o que estén en manos de testaferros, que se llame a indagatoria a todos los directivos que trabajaron con la actual administración, a los expresidentes y presidente actual de la Sala General y los que hayan sido nombrados representantes legales. Llámese a todos los Vicerrectores y Decanos para que rindan declaraciones de su actuar y que responsan, cada uno, por sus acciones y omisiones, como el caso de una de las Facultades que han sido duramente golpeadas como es la de Humanidades y Ciencias Sociales cuyo decano, Carlos Ramos, fue uno de los partícipes de la venta del equipo de fútbol y de los pases de sus jugadores y que hoy no se sabe dónde están los dineros recibidos. También por la baja calidad académica, el deterioro de los equipos de comunicación, el alquiler de la antena de radio y televisión; el Canal 23 que también lo desapareció privando a los estudiantes de sus prácticas profesionales. Que se indague al Director del Departamento de Deporte Edgar Blanco Acevedo quien organizaba grupos ajenos a la Universidad haciéndolos pasar como estudiantes para atacarlos al igual que a trabajadores y profesores como pasó recientemente y que los protegió y tuvo que intervenir la policía nacional ya que corrieron a guarecerse en sus oficinas, donde se negaba entregarlos a la autoridad. Se investigue las conductas de Fernando Borda que ofrecía notas en la Facultad de Derecho a quienes asistieran a eventos políticos organizados por su Facultad y que hoy aspira a ser nombrado por Verano de la Rosa en la Universidad del Atlántico o sea que la convocatoria hecha por esta Universidad ya tiene Decano elegido.

Llámese al señor Electo Rivera, Director de la Escuela de Posgrados y directivo de la UAC Miami, así como a todos los empleados de esta sede, hoy en bancarrota. Que se investiguen sus bienes, sus testaferros y sus presuntos enriquecimientos ilícitos. Si declaran o no declaran en la DIAN. Haciéndolos extensivos a todos los directivos que de una u otra forma, hicieron parte  de esta y la pasada administración.

Llámese al señor Álvaro Lastra Jiménez quien fue unos de los más fieles servidores de Ramsés Vargas y que fue acusado por los alumnos de la Facultad de Derecho de la Universidad del Atlántico por incompetente ante el señor Gobernador porque trabajaba de tiempo completo en la Universidad del Atlántico y en la Universidad Autónoma del Caribe y, sin  embargo, las directivas de ambas universidades omitieron sancionarlo.

Señora Ministra del Trabajo, delegue funcionarios de Bogotá. Las actuaciones de la Oficina del Trabajo de Barranquilla en las  querellas que presentamos están sin resultado alguno. Hoy por hoy se está comprobando que son ciertas. Los funcionarios que investigaron y llevaron a cabo inspecciones y fallaron, no son de credibilidad profesional. Solicite las copias de las querellas y si es del caso, proceda de oficio a investigar a los funcionarios.

En estos momentos nos enteramos que el tirano ha renunciado. Es el momento oportuno para consolidar el Consejo Directivo. ¡Adelante!

Volver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *