LA CORRUPCIÓN SABORIZADA

Por: Grupo de discusión de los profesores del Departamento de Humanidades, despedidos en noviembre de 2017

La corrupción saborizada es el arte de la política corrupta, de hacer bueno lo malo través de los medios, caso de la UNIAUTÓNOMA DEL CARIBE y su Departamento de Comunicaciones que tomó una posición ‘rodillona’ y extremadamente ‘lambona’ -como dicen los muchachos-, cuando presentaban ridículamente al Rector corriendo entre ‘bombas’ como ‘héroe de pacotilla’ en Irak, que lo ensalzaban como un ‘semidiós’ con pies de barro, sin importar la suerte de sus compañeros trabajadores, profesores y estudiantes; todo por las migajas que les arrojaba su amo Ramsés. ¡Pobres diablos!

Con SINTRAUNICARIBE y SINALTRAPUPRIVIENSI, a pesar de las diferencias entre algunos directivos, dio sus resultados con la toma de conciencia de estudiantes, profesores y trabajadores. Sus directivos y miembros sindicales fueron sometidos a una persecución brutal, humillaciones, cambios de sitios de trabajo, publicaciones infames que retratan resentimientos complejos y falta de educación moral por parte de miembros de la Sala General y del Consejo Directivo, de  Decanos, Vicerrectores y Directores de Programas Académicos y de Departamentos Administrativos y familiares de éstos vinculados laboralmente.

El CONSEJO DIRECTIVO y la SALA GENERAL hicieron gala de la omisión, de la complicidad, del desorden administrativo y académico; fueron el GRITO SILENCIOSO de nuestra ‘Alma Mater’, permitiendo hipotecas simuladas a través de corredores de bienes que acabarían embargadas y rematadas, lesionando financieramente a la Universidad; bienes  vendidos por debajo del precio comercial; contratos con diferentes sociedades, unas a nombre de familiares y otras de sus compañeras sentimentales. Otros personajes que fueron usados y se dejaron usar para perseguir, hostigar, amenazar, como es el caso de Álvaro Cervantes Sanjuanelo, Edgar Blanco Acevedo, Mariano Romero, Fernando Borda, Pedro Sierra, Celmira Solar, Mónica Vargas, María Cristina Vargas, Alexandra Rojas Rodríguez, entre otros.

Es necesario que el Ministerio de Educación Nacional, la Fiscalía, la DIAN, la Contraloría, investiguen los contratos con el SENA, conseguidos –al parecer- por Name Cardozo y Fincho Cepeda; los contratos con la Gobernación del Atlántico entregados por Verano de la Rosa, quien ha omitido y ha permitido que el Estado haya perdido parte de su tesoro nacional. Los estamentos de la Universidad saben que el estudio, el trabajo y la salud, fueron pisoteados  por tales elementos corrosivos.

Sigamos unidos profesores, estudiantes, padres de familia, trabajadores, egresados honestos; y no políticos corruptos. Ellos solo buscan votos, puestos y dineros para sus campañas, como los que apoyaron la iniciativa para que aumentaran a la Costa el precio del gas y favorecer a Gases del Caribe; no les importa la comunidad a la que hoy le piden sus votos.

Compañeros, estudiantes, profesores, padres de familia, estamos en las puertas de la victoria. El tiranillo, cual enano político, está derrocado. Sus mentiras ya no son verdades y sus verdades siempre serán mentiras.

Volver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *