Mensaje a los estudiantes sobre el Acuerdo del 8 de marzo

Por: Cecilia de Alba. Profesora de Tiempo Completo Programa de Derecho

Buenos días queridos estudiantes, así como me dirigí a ustedes para pedirles que presionaran por la pronta apertura de la universidad, hoy igualmente me siento con el deber de manifestar que NO es la postura mas correcta atacar o agredir verbalmente a quienes suscribieron el Acuerdo para permitir que se normalizara el servicio educativo. Tal vez para algunos no es todo lo que esperaban, pero los invito a que vean el vaso del lado que esta lleno y no del lado vacio. Las ganancias de esta conciliación están en que se firmara un acuerdo de pago de lo adeudado salarialmente. Esto entiendo es porque aun la administración desconoce cuanto dinero hay embargado. Esperamos que el proximo pago sea para los catedráticos. También se ganó que en la conformación de la Sala General tendrán incidencia los estamentos de la comunidad educativa. Para esto ustedes deben fortalecerse como organización, igual que los docentes que prácticamente han estado ¿invisibilizados’ en estos acuerdos. Igualmente en la reestructuración de estatutos será una Comisión con representación de todos, quienes lo elaboren.

Estos pasos son los que jurídicamente eran viables porque esa arenga de dar “un golpe de estado a la sala general” NO era viable en nuestro estado social de derecho. Hace 1 mes la UNIAUTONOMA no tenia “nada” porque ese bandido exrector la vendió o hipotecó, se robó hasta el último centavo que se llevó en las bolsas negras. Hoy por la protección especial del MEN, ya no hay que pagar arriendo por nuestras aulas, hoy se tienen nuevamente como propios los activos arrebatados. Nuestra universidad es un águila intentando resurgir de las cenizas. Se que nos toca sacrificarnos a todos, empleados, docentes y estudiantes. Estamos iniciando una etapa muy, pero muy dura, pero si evitamos que aumente “el riesgo reputacional” la deserción será menor. Ese es nuestro reto y solo lo lograremos si las decisiones las tomamos de manera consulta y conciliada, evitando los enfrentamientos internos, manejándonos con respeto y profesionalismo. Los quiero mucho.

Volver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *