Reflexiones sobre el Acta del Acuerdo alcanzado en la Uniautónoma

El pasado 21 de febrero empezó a escribirse un pedazo de la historia de la Universidad Autónoma del Caribe, cuando los docentes de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas anunciaron un cese de actividades motivado por la situación de impagos que venía produciéndose desde noviembre de 2017 sin encontrar solución alguna por parte del rector ni otras instancias. La situación ha tenido muchos matices, la Facultad de Ingeniería se unió rápidamente a la iniciativa formulada. Los estudiantes apoyaron a sus docentes. Los decanos se unieron para anunciar que se mantendrían ‘firmes al rector’. La situación era tan apremiante para catedráticos y PTC que rápidamente condujo a que otras Facultades y personal administrativo se unieran al movimiento, produciendo un ‘efecto bola de nieve’. El temor a represalias por parte de las directivas, condujo a buscar protección en el Sindicato, y éste que por mucho tiempo había sido ignorado y descalificado, vio de repente crecer su membresía. SINTRAUAC se fortaleció y obtuvo el reconocimiento de haber soportado estoicamente la lucha de estos años.

Un gran movimiento estudiantil alzó su voz y todos oyeron la sed de justicia que proclamaba la UAC. ¡Educación y Justicia! ¡No más corrupción! Entre temores y fortalezas, la Uniautónoma se alzó con dignidad y de repente entendió lo que era exigir respeto. Súbitamente se recordaron los derechos del trabajador largamente pisoteados. Hoy, 8 de marzo tras luchas, discusiones y evidencia del camino recorrido, se presenta un Acta (ver abajo), que, tras leerla, deja el corazón perplejo y los pensamientos confusos: ¿dónde está la representación de los catedráticos? gritan unos. ¿Y por qué no se habla de las cesantías? arguyen otros. Se levanta la Asamblea Permanente y se permite el restablecimiento del servicio educativo, pero, ¿cómo es eso?… pero también: “¡Se mantiene la Asamblea Permanente con otras actividades!” ¿Que si la Fiscalía actuará en el futuro?, ¿que si el proceso muere aquí?. Unos dicen: Sí, la veeduría puede ser el garante. Otros dicen: ¿hay veeduría? Sí, seguimos en pie de lucha, pero, no con la firmeza, el arrojo y la determinación con que empezamos.

Mañana viernes volveremos y recordaremos que en el Acta (ver abajo) se dice que no habrá represalias, pero, ¿cuál es el horizonte? No se ve muy bien el trazado que determina el futuro de la Uniautónoma ¿cómo seguiremos viendo a los ojos a todo el personal al que alguna vez se rechazó por considerarles cómplices de las acciones ocurridas?. ¿Cuánto hay en la fiducia? ¿Cómo se puede hacer sin hacer? ¿Dónde queda la gallardía del movimiento estudiantil? ¿Y el claustro universitario que se quería construir, cuándo pensamos que la universidad eramos todos? ¿Cómo se pueden generar transformaciones sociales, cuándo nada parece haberse transformado?… ¿Cuestión de fe?

‘Roma no se hizo en un día’… será el tiempo el que nos enseñe, como dijo Estanislao Zuleta, que:

“La erradicación de los conflictos y su disolución en  una cálida convivencia no es una meta alcanzable, ni deseable, ni en la vida personal – en el amor y la amistad – ni en la vida colectiva. Es preciso, por el contrario, construir un espacio social y legal en el cual los conflictos puedan manifestarse y desarrollarse, sin que la oposición al otro conduzca a la supresión del otro, matándolo, reduciéndolo a la impotencia o silenciándolo”(1).

Reflexiono y sigo pensando en el ágora como espacio para el diálogo. La mayéutica como arte de parir conocimientos… Sí, pero eso fue con los griegos. Aquí estamos demasiado cerca de Macondo… de repente, como quién encuentra una solución, veo los estatutos de la UAC, y recuerdo la teoría -porque la praxis nos dejó exhaustos-.

Ah, las funciones sustantivas: docencia, investigación, extensión…

Ah, los Principios que orientan la Universidad.

¿Podremos seguir con ellos?: Autonomía, Tolerancia y respeto a la diversidad, Conciencia ambiental, Libertad de cátedra, Libertad de aprendizaje. Sí, sobretodo con este último podremos seguir. Todos hemos aprendido algo.

LEA AQUÍ EL ACTA FIRMADA: 

(1) Sobre la Guerra. Tomado del blog Estanislao Zuleta. Disponible en: https://estanislaozuleta.com/index.php/su-obra/34-sobre-la-guerra

Volver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *